martes, 20 de noviembre de 2007

Suspiro


Segundos dura
el dolor de un latido
que renuncia

Diminuto el tiempo
de un suspiro
que anuncia el olvido



... eterno el dolor
que prosigue...

2 comentarios:

El Ángel del Dulce Dolor dijo...

Triste realidad, Dama de Cristal. Nunca deberíamos renunciar a nada, nada es imposible si tienes fe. Me ha gustado tu blog.

La Dulce Pena dijo...

Dolor, que es imposible apaciguar...

Que sepas que me pasaré por aquí a menudo!! Tu blog, me ha enamorado.. ;)

Bss