jueves, 6 de septiembre de 2007

Tu camisa en mi cama.




Intento dormir sin nada mas
que el perfume de tu recuerdo
impregnado en una camisa
la que abrazo toda las noches
para intentar curar el desvelo.

Desvelo que se hace mas profundo
cuando estiro el brazo al lado mío
y siento ese vacío frío en mi cama
un lugar que tu camisa ocupa
que debería estar llenando tu cuerpo.

Cuerpo que junto al mío
se fusionan en uno solo
haciendo imposible ver
donde comienza el tuyo
y donde termina el mío.

Fusión que llena el espacio
ese que ahora ocupa
tu camisa, mi desvelo
y el aroma de tu piel
impregnado en mi recuerdo

3 comentarios:

CaRo dijo...

Imposible distinguir donde comienza el suyo, donde termina el mio, eso esta muy bueno. Me gusto mucho la imagen de la cama

Penumbra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Penumbra dijo...

daria lo que fuera por reemplazarte esa camisa, y que nunca mas tuvieras que estirar el brazo hacia el vacio, ser ese cuerpo que llene ese vacio, ese que se fusione con el tuyo en uno solo, quitar ese desvelo...