martes, 25 de septiembre de 2007

Crisis existencial.



Una pregunta muy frecuente en una crisis existencial...
De esas que suelo tener acostada en la hierba...
mirando el cielo en una noche oscura sin estrellas, ni luna...
...........................................................................................?
ah! quien soy?...
Quizá soy un poeta sin poemas... que no pretende ser poeta.
o una egoísta con mi alma por vivir pegada a ella...
una estrella sin brillo ni puntas...
una lluvia sin nuves ni gotas...
un aroma que deja la vida al pasar...
un silencio cuando es mas escandaloso...
el tiempo cuando se detiene al recordar...
una noche cuando esta tiene mas luz...
Quizá un corazón que vino de visita, que no ha encontrado su lugar,
pero que no se quiere marchar...
una mariposa sin flor...
O un arco iris lleno de color, con un beso en su interior...
un mar profundo y misterioso... abierto y tormentoso...
la sonrisa de un árbol cuando juega con el viento...
la complicidad de la arena cuando se une al mar en secreto...
Quien soy?...
Podría ser un eclipse sin sol ni luna...
un sueño en un pensamiento... un recuerdo en un sufrimiento...
un cariño sin amante... una incoherencia en la coherencia...
una mano en el llanto... una respuesta sin pregunta...
un norte sin dirección... un momento de tentación...
Quizá soy el hoy... el presente... sin pasado ni futuro...
una vida ya vivida...
... quizá simplemente un recuerdo en un papel...

Quien soy???... o debería preguntar que soy???...

3 comentarios:

Penumbra dijo...

quien sos? un alma maravillosa, contenida en un maravilloso ser.

que sos? todo lo que quiero tener, no mas, ni menos...

no se si haga falta extenderse mas en responder, ni si mis respuestas sean a tus preguntas las que esperas que alguien te diga, pero si me lo preguntas de frente, te se decir que respondo justo lo que recien escribo.

como siempre ts maravillosas entradas dando tanto en que pensar, sobre tantas cosas a la vez, reflexion es la palabra clave, y tiempo para poder tomarla...

como siempre, te lucis...

Le Santi dijo...

Demasiadas preguntas cristalina dama. Las respuestas no las encontrarás seguramente en tu cabeza. Olvídate por un rato de ti misma y explora con las yemas de los dedos la textura y humedad del césped en el que te encuentras tendida, acaricia las briznas y concéntrate en lo que el aire húmedo le hace a tu piel. Nunca sabemos quienes somos. Mejor así. Y además no importa. Dejarnos ser y no ponernos nombres. Saber que nos vamos a encontrar a la vuelta de muchas esquinas y que vamos a perdernos a la vuelta de muchas otras, y no sabemos en cuales y eso es lo bueno.

La Dulce Pena dijo...

Quizás seas un poco de todas esas cosas, y ninguna a la vez...