jueves, 7 de agosto de 2008

No cualquier noche...




solitaria
me encontraste
sentada ahí en ese lugar
mis ojos reflejaban desamparo
los supiste entender

solitaria
no esperaba encontrarte
pero me hiciste sonreír
quizá por tu desinterés
tan interesado en mi mirar

solitaria
esa noche iba a bailar
pero te dejé observarme
esa noche baile para ti

no fue una noche cualquiera
fue mi noche para ti...



Una relación se cultiva con el tiempo y es el tiempo el que la va alimentando... si la forzamos a que tiene ser como deseamos, con fecha en el calendario establecida, la vamos a terminar ahogando... los eventos de dicha relación se tienen que venir dando de forma espontánea... para tener la suficiente confianza se tiene que confiar primero en nuestro propio corazón y en lo que somos capaces de lograr en el otro... si dudamos de nuestras capacidades no podemos de ninguna manera tener ni pizca de confianza en lo que se pretende... si no sabemos lo que queremos como vamos a poder mantener lo que tenemos... es mas ni lo merecemos... entiendo ahora lo que hace mucho debí entender si desconfío de mis propias capacidades me voy a sentir insegura de lo que otra persona pueda sentir por mi... en otras palabras voy a sentir que me queda grande la yegua (como dice la canción)... entonces voy a correr dejando todo botado sin siquiera intentarlo, porque no me voy a sentir capaz de lograrlo... y dejamos botado algo que pudo ser maravilloso... digo yo (como todo)...

P.D No tuve tiempo de arreglar esta entrada, porque sin haber llegado me tuve que marchar... la iba publicar unos días mas adelante, pero debido a los eventos decidí dejarla en la fecha que fue editada... ese no era el contexto del escrito pero dada las circunstancias tiene que ser así