miércoles, 17 de octubre de 2007

Llorando sangre




Comprendiendo tus palabras....

Me hablas a mi de dolor....
de que tan fuerte puede
doler un corazón
pueden unos ojos llorar la ausencia
como el alma se puede desgarrar
con un poco de indiferencia.

Me hablas de dolor....
de como se siente cuando
llega esa hora del día,
en la cual dejó de ser de día
pero aún no es de noche,
hora que se alimenta de recuerdos
y la melancolía hace eco en tu interior.

Me hablas del dolor...
del dolor que produce
el recuerdo de un amor vivido,
de un beso que nació en un papel,
de un arco iris pintado en el alma,
que peligra tornarse de gris
de un amor sin norte ni sur,
sin amanecer ni anochecer.

Me hablas del dolor...
que se siente cuando
esa lágrima que cae por tu mejilla
va quemando tus sueños e ilusiones
y pierdes la esperanza;
sientes que algo muere en ti
y tratas de buscar lo que aún queda vivo.

Me hablas de dolor...
del dolor que se siente
cuando ves que las manos que deseas
no pueden recorrer tu presente,
que los besos con que sueñas
no pueden formar tu futuro,
son como nubes cuyo contorno
solo puedes dibujar de lejos.

Me hablas del dolor...
cuando mi corazón lo único que hace es llorar.
llorar lágrimas de sangre...


... llorar lágrimas de amor.

5 comentarios:

wílliam venegas segura dijo...

Y a qué de tanto dolor: ¿ficción o realidad de quien escribe? Me alegra encontrarte de nuevo. Hoy, exactamente hoy, algunas cosas también han cambiado en mi vida (y me han cambiado) pero el dolor es solo un residuo de las religiones abrahamánicas.

La Dama de Cristal dijo...

Sentimientos añejos que quedan guardados en un lugarcito de nuestra memoria, para luego recordarnos que tan felices podemos ser. Me alegra que me encontraras de nuevo ya te extrañaba por estos rumbos.
Espero que tus cambios sean para mejorar y si no es asi a qui cuentas con una amiga.

Besos!

wílliam venegas segura dijo...

Siempre hay un renacer de cristal, cristalino.

Hannibal dijo...

Creo que la lección de lo que es dolor se la has dado de forma (lastimosamente) muy bien detallada.

y veo también que como salen a relucir las experiencias humanas, tanto, que la razón matemática sale de nuestros cálculos.

Tú, niña, defensora de mis palabras, creas campos de batallas en mi blog, y sabes que??... eso me alegra. Por que desenvainas tu espada también.

Gracias por la visita, de verdad.

saludos
hannibal

Penumbra dijo...

el dolor es una de aquellas cosas que nos recuerda lo que es estar vivos. es lamentable que tengamos que pasarlo para notar algunas veces el rumbo que toman las cosas, pero de el hay algo que debemos atesorar: la experiencia vivida y la leccion aprendida.

es bello todo lo que escribis, como bellos son los sentmientos que lo inspiran, a veces toma mas que una simple lectura para poder digerir todo aquello que se encierra en un aparente texto plano, pues no es sino luego de que lo comparamos con lo que vivimos, que podemos sacar de ello una moraleja: el sentimiento es algo que vive en nosotros mientras asi lo querramos.

es increible cuan vividos son los relatos que tus escritos narran, ya sean ficcion, actualidad o añejos recuerdos, gracias por compartir con todos esa manera tan particular de escribir, esa tu forma tan libre de poner en palabras inteligibles, aquello que no todos son capaces de comprender.

permitime dejarte un beso, de los que marcan el alma y no solo el corazon.

segui escribiendo asi, y ojala un dia esto se materialice en algo que pueda comprar para que me lo firmes ; )