domingo, 19 de agosto de 2007

SUICIDIO



Lavo su cara para tratar así de ocultar que había pasado toda la noche llorando. Una noche mas sin poder dormir, mientras que él en el cuarto a pierna suelta dormía, soñando quizá en el nuevo amor que había conquistado. En esa nueva mujer que lo hacia olvidar a las dos que hace tiempo atrás llenaban su vida.
Entró al lugar cuando estaba apenas abriendo sus puertas. Lo vio ahí y hablo con el por 30 minutos mas o menos. Al salir de ahí lo último que le dijo fue padre perdóneme por que si se lo que hago. Eso creía, su depresión no la dejaba mirar mas allá. De nuevo con lágrimas en los ojos regresó a su casa, que mas que su hogar se había convertido en su guarida.
Pacientemente espero la noche durante todo el día y de nuevo cuando todos dormían tomo el revolver, cargado como solía estar. Lloró, escribió, pidió valor o suficiente cobardía para hacerlo. Los minutos corrían, las horas pasaban, ella en su trance parecía no escuchar. Hasta que el milagro sucedió un llanto la saco de su trance, la devolvió a la realidad, era hora de comer. Ella la necesitaba, no estaba sola...


Es triste el que cada año un millón de seres humanos decidan quitarse la vida.
El suicidio tema delicado que muchos preferimos dejar de lado y no darnos por enterados.
El suicidio no es una salida, si te sientes deprimido, solo sin ganas ya de siquiera intentarlo, busca ayuda.
Hay mucha gente lista a escucharte, apoyarte. Habla no te quedes callado, entiende que no estas solo en el mundo.No te des por vencido.
Como dice Don Omar, en el video Adiós, nosotros los que amamos la vida tenemos una responsabilidad. Ellos no quieren estar solos, solo buscan un refugio. Un hombro donde llorar. Si conoces a alguien que siquiera lo ha pensado AYUDALO, no lo dejes solo.
Mientras haya un aliento hay una esperanza, RECUERDALO!!!!!!

3 comentarios:

Josemiguel dijo...

A veces sentimos que el mundo no vale mas la pena, pero justo cuando estamos a punto de darnos por vencidos, un ser maravilloso y especial nos recuerda cuan necesarios somos, y nos hace salir del trance para volver a la realidad, para retomar y renacer, para afrontar y validar, para luchar y permanecer, por amor.

La Dulce Pena dijo...

Varias cosas:

1) Precioso post... me ha encantado

2) El suicidio es un tema delicado, y cada vez que escucho algo sobre él, recuerdo a lso sociólogos que decían que el suicidio se producía por 4 causas (que no es plan citar, porque no las recuerdo muy bien), pero 4 eran 4 cosas "irreales"

3) Me gusta mucho la última frase, pero yo la conocía como: "Mientras haya vida, hay esperanza, por pequeña que sea"

4) En mi novela suicido a dos personajes... y aún no sé muy bien porque he decidido matarlos... :(

Muchos Besos!

Rodolfo dijo...

Me gusta el escrito, feo pensar el suicidio pero la luz suele tener dos caras. Siempre temi el suicidio hasta que conoci a hesse y aprendi que el suicidio, salva y da sentido a muchas vidas. El tener un ultimo fragmento controlable en la vida un resplandor de esperanza aun en la profunda oscuridad, el saber que sin importar el peso siempre se tiene el suicidio de opcion ha de liberar un poco al encadenado. Ver la luz por ser brillante siempre ha atraido pero ver la oscuridad de su pasar es en realidad lo que llama.