domingo, 7 de diciembre de 2014

Antonio Gala

No por amor, no por tristeza,
no por lo nueva soledad:
porque he olvidado ya tus ojos
hoy tengo ganas de llorar.
Se va la vida deshaciendo
y renaciendo sin cesar:
la ola del mar que nos salpica
no sabemos si viene o va.
La mañana teje su manto
que la noche destejerá.
Al corazón nunca le importa
quién se fue sino quién vendrá.
Tú eres mi vida y yo sabía
que eras mi vida de verdad,
pero te fuiste y estoy vivo
y todo empieza una vez más.
Cuando llegaste estaba escrito
entre tus ojos el final.
Hoy he olvidado ya tus ojos
y tengo ganas de llorar.

2 comentarios:

Ricardo J. Roman dijo...

Bueno, primero que todo déjame decir que estás hermosísima, amiga. Hacía muchísimo que no sabía de ti. ¿Cómo estás? Veo que sigues publicando, no con la misma continuidad de antes, pero me alegra un mundo saber de ti.

Siempre te recuerdo con afecto.

Besos guapa.

La Dama de Cristal dijo...

Amigo mío gracias por pasarte, aún, por este rincón olvidado... Gracias por tus palabras y por verme bella aún después de tanto tiempo... Muack!