martes, 27 de julio de 2010

Lloraré en Tu Lapida





Maldito el tiempo
que se quedó sin minutos
cuando el día amenazaba
con llevarse las sobras
de la felicidad...

malditas las ganas...

llegó el momento
de dejar las perlas,
sin cordel,
en la lápida que
lleva como leyenda
"aqui se cierra el capítulo"

TIC! TAC!
el tiempo ha comenzado a andar...

6 comentarios:

13 dijo...

cuando algo concluye, debemos pensar que algo comienza...

Penumbra dijo...

El tiempo no se ha quedado sin minutos, quizá esperabas que fuesen tantos, no la cuenta que realmente le corresponde.

El tiempo comenzó a andar, quizá un cálculo equivocado te hizo pensar que la cantidad que le diste era la justa y no la real.

El tiempo no se ha detenido, sigue su curso siempre, quizá el momento que esperas existe, pero no coincide con el tiempo que le diste.

La Sombra del Mago dijo...

Sabemos que el tiempo no se detiene, fantaseamos con dejarlo inmóvil, por convenecia propia o por dejar inerte un sufrimiento, pero nosotros somos los que nos detenemos en algún momento, mas el tiempo nos vuelve a echar andar en su engranaje.

Besos Querida Dama.

DEDOS QUIETOS

Amorexia. dijo...

si un momento es perfecto, deberia ser eterno, pero eso es solo una superstición... verdad?

el tiempo sigue su curso, juntando y separando gente.

deshora.

Wílliam Venegas dijo...

Cuando abrí mi primer blog, hace no sé cuánto, el de cine, usted fue de mis primeras amigas en dicho blog. Aún recuerdo las fotos de entonces. Luego lo cerré, pasé lo del cáncer y todo eso, ¿recuerdas?. Ahora tengo otro blog y me gustaría que llegaras (como la primera vez) y te incluyeras como seguidora, y que nos visitemos, como en los viejos tiempos (es una frase hecha, pero suena bien). Un abrazo. wílliam venegas

http://lahuelladelojo.blogspot.com

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.