lunes, 3 de noviembre de 2008

Tu y Yo, lo carnal y lo espiritual...



Emoción intensa, 
deleite desmedido
por tu cercanía.

Amalgama íntima
del pensar y el hacer
del ser y el placer.

Fusión carnal
de lo espiritual y lo corporal
de lo condenado y lo bendito

Éxtasis místico
sin explicación racional

Estado máximo 
de plenitud

de culminación

Deseo vehemente... 
... experiencia alucinante.


8 comentarios:

Amorexia. dijo...

No cabe duda, de que la poesía es mujer...

Saludos a deshora.

La Dulce Pena dijo...

Sentirte aquí, y ahora
Mi espíritu en tu cuerpo
Tu cuerpo en mí espíritu
Juntos por la eternidad.

Pasiones desorbitadas
que acabarán en el momento justo.


Preciosa, me ha encantado! Muchos besos

(Ya echaba de menos estos poemas más eróticos... así, al menos, me haces pensar que todo está yendo a mejor... o eso espero)

Anónimo dijo...

Daria todo y mas por ser el hombre que te lleva de la mano. Por quien desbordas tanta emocion.
m

wílliam venegas segura dijo...

Bien el texto con su especie de impresionismo poético: la brevedad de las frases como si fueran trazos pictóricos de un Van Gogh o trazos sinfónicos de un Debussy. Es la capacidad de armar una especie de encabalgamiento poético sin que lo sea realmente, de ahí su ritmo. Palabras como imágenes, ritmo como movimiento. Lamento, eso sí, la ilustración (foto) que le pusiste, que concuerda poco o nada con la expresión poética del texto lírico y, más bien, abre sugerencias hacia algo más bien pintado con brocha gorda (la foto) y no con el pincel del verso (el texto vuestro). Con cariño.

La Dulce Pena dijo...

[Cómo te preocupaste por mí, y me deseaste suerte... pues te digo que ya he hecho el exámen, y, ¡¡me ha salido bastante bien!! Ha sido fácil, ya te contaré más.

Espero que todo te vaya bien, y ya sabes... aquí estoy, ;)
Hablamos]

Besos Preciosa, Mi Bella Dama

Anónimo dijo...

Te recuerdo así, tu pelo en libertad,
hielo ardiente, diferente a las demás.
Te recuerdo así, dejándote admirar,
intocable, inaccesible, irreal.

Fría como el viento, peligrosa como el mar,
dulce como un beso, no te dejas amar, por eso
eres como un potro sin domar.

Te recuerdo así, jugando a enamorar,
vanidosa, caprichosa, ideal.
Te recuerdo así, amando sin amar,
impasible, imposible de alcanzar.

Tu fiel enamorado
m

Anónimo dijo...

Con respeto me dirijo a Vuestras Mercedes:

Como miembro de las Órdenes Militares de Santiago,Calatrava, Temple y San Juan; defensor de Malta contra el asedio del Imperio Otomano y por ser cosiderado el mejor manipulador de palabras en beneficio del todopoderoso misterio de la vida, me presento ante vuestras mercedes como el único Caballero del Toisón de Oro visto que semejante título sólo permanece en mis sagradas manos, y tengo previsto casarme sanamente con esta bella dama de cristal para que mi título pueda seguir existiendo. Mi objetivo es hacerle tantos hijos como letras hay en este comentario, y así crear el árbol genealógico más grande de la historia.

Reto a todos los caballeros de este castillo, visto que con mi latín, árabe, mandarín, lenguas europeas y egipcio antigüo no creo que nadie ose retarme, a no ser que desee acabar con su vida con ansia.

Ahí queda, Caballeros, aunque también quiero decir que si la Dama de Cristal lee esto y prefiere evitarme la pérdida de tiempo, estaré encantado de viajar a donde quiera que esté, cogerla de la mano, besarla, y traérmela para España pues es la única tierra digna. ESPAÑA!

comentario dejado en el blog de los caballeros de la dama

Anónimo dijo...

intensidad, vehemencia, éxtasis, estado...

Descripción perfecta para la sensación de bajar al infierno para luego subir al cielo...